ARAGONITA:

publicado en: Minerales | 0

La aragonita es una piedra sanadora y terrenal que ayuda a asentar las energías. Sintonizada con la diosa Tierra, favorece la conservación y el reciclaje. Esta piedra transforma la tensión geopática y limpia las líneas telúricas, bloqueadas incluso a distancia. Por su capacidad de centrar y asentar las energías físicas, resulta útil en tiempos de estrés. La aragonita estabiliza los chacras base y de la tierra, profundizando la conexión con la tierra. Te devuelve suavemente a la infancia o más allá para explorar el pasado.

Psicológicamente enseña paciencia y aceptación. Combate el exceso de sensibilidad. Es buena para la gente que se esfuerza demasiado, pues facilita que deleguen más. Su energía práctica genera disciplina y fiabilidad y desarrolla un planteamiento pragmático de la vida.

Mentalmente esta piedra ayuda a concentrarse en el tema que se tiene entre manos y aporta a la mente flexibilidad y tolerancia. Ofrece intuiciones sobre la causa de los problemas y situaciones. Emocionalmente combate la ira y la tensión emocional. Provee fuerza y apoyo.

Espiritualmente la aragonito estabiliza el desarrollo espiritual descontrolado. Calmando y centrando, devuelve el equilibrio y prepara para la meditación, elevando las vibraciones hasta un alto nivel espiritual y llevando energía al cuerpo físico.

Dejar una opinión