AVENTURINA ROSADA:

publicado en: Minerales | 0

La aventurina era llamada en otro tiempo piedra de la eternidad porque un amuleto confeccionado con esta gema concitaba las fuerzas telúricas y era idóneo para purificar el espíritu y apartar de él el temor a la vejez y a la muerte. De la misma manera, se decía que podía ayudar a mejorar el asma y las cardiopatías y atenuar los efectos secundarios de los problemas vasculares. Asimismo, montada en un colgante como amuleto es tradición que la aventurina rosada puede prevenir contra todo tipo de intoxicaciones así como de los ataques de los virus.

Sin embargo, hoy día la moderna gemoterapia pone el acento en las cualidades de esta gema para modificar las consecuencias de los trastornos que afectan al espíritu. En las situaciones graves de la vida la aventurina rosada es capaz de neutralizar el nerviosismo generado por la incertidumbre que precede a la toma de decisiones, pues es ideal para transmitir serenidad. En el mundo laboral, permite el mejor aprovechamiento de las oportunidades.

Dejar una opinión